Madrid - Santiago, Spain
REVISTA LECTURAS

viernes, 16 de abril de 2010

No den de comer a las palomas, por Juan Ariztía


Primer deber al levantarse:
avergonzarse de uno mismo
(E. Cioran)

Nada de eso

No contesto el teléfono
el suelo vibra en la negación
los minutos no me pertenecen

*

llevamos una semana haciéndolo
las puertas abiertas
un bulto en su silla de ruedas nos observa
de reojo lo único que queda
es seguir
hasta las cuerdas

*

Scania

cuarenta días bajo el sol
no es broma Luis Fernando
se pasan corriendo
los pies al hombro
el agua en la nube
no hay tronco para el tallado fúnebre
mejor el frío
el delirio místico
morirse con el yo inflado
por uno
las culebras
el banquete totémico es sólo odio
oh dios
un camión

*

las palomas cantan arrojándose
al maltrato
sonido informe
su canto las ensucia de blanco

*

el problema es la interpretación
cuando las cosas no marchan
las señales se leen al revés:
el piano no lee el pensamiento
interpreta a martillazos
las señales equivocas ilegibles

*

No des de comer a las palomas

en un recipiente dos tazas de leche
tres marraquetas una paloma
observa de reojo infla el pecho
tornasolado caja de resonancia
del canto los microbios

*

Las chicas de Santiago
tararean canciones
que el desierto reclama
estallan en llanto
y se mojan
las protagonistas
de las películas que nadie
/vió

*

El gusano da alimento
es causa
la plaga rumia el canto inmundo:
estas migas fueron
la vida del hablante




Juan Ariztía es poeta, psicólogo clínico y músico
tecladista de la banda de rock & roll Puta Marlon
(www.myspace.com/laputamarlon)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada